jueves, 29 de marzo de 2012

Little fighter.

Corre por tu vida, pequeño león. Has estado ciego todo este tiempo.
Deja de hacer llorar a tu corazón, y guárdalo en una esquina, donde nadie vea lo mucho que la has amado. Mírate a los ojos y grita, porque nadie te oye cuando más lo necesitas.
Despertarás mañana con un millón de cicatrices. Tus sueños te pedirán otra dósis de morfina.
Deja de amar, pequeño luchador, puedes ser fuerte sin ella.
Sigue andando y algún dia, encontrarás un lugar donde ya nada vuelva a hacerte daño.

martes, 27 de marzo de 2012

Ice monster.

Ya no importa nada dentro de mí. Porque si lo sacara nadie lo entendería.
Poco a poco, siento como me voy yendo. Odio no poder explicarlo, porque las palabras que intento decir se rompen en mis labios.
Todas mis amistades se están enfriando con el tiempo. Cada día me noto más alejado, distante. Y quiero odiarme por haberos engañado todo este tiempo, pero tampoco lo consigo.
Estoy olvidando partes de mí a cada paso. Avanzando hacia un negro impenetrable. Pero todo a mi alrededor parece congelado, extasiado por mi ausencia.
Necesito tantas cosas que ya me he olvidado de mantenerlas cerca de mí.
Me rodeo del silencio para intentar ver que sigo vivo. Que soy humano, o que alguna vez lo he sido. Elijo la música perfecta para caer y levantarme, y así olvidar todas las cosas en las que debería pensar si fuera como todos. Es curioso que yo mismo haya elegido ser diferente.
Intentaría sacar un poco de sinceridad de mi interior. Pero tampoco serviría de nada. No sé si soy así, porque tampoco me conozco del todo.
Duele saber que ya es tarde para ser yo mismo. Aunque sería egoísta por mi parte obligaros a estar a mi lado para siempre.

lunes, 19 de marzo de 2012

Goodbye.

El cielo estalla mientras él espera. Y el reloj en la pared cuenta los segundos que le quedan para romper a llorar. Se consume buscando el calor que nunca ha tenido. Sus dedos rodean un cuerpo acurrucado, encaprichado con empequeñecer.
En el techo ve todas las frases que guiaron a su alma rota. Los pájaros ya no cantan para despedirle, las estrellas se alejan de la sangre, y del sudor. "Le llamaré cuando todo haya acabado", dice el inocente, aunque sabe que ella ya no quiere escuchar más su voz.
El colchón se convierte en cenizas, al mismo tiempo que los miedos cubren su piel. Los sueños parecen empañados de niebla. Y su futuro se difumina en una ciudad vacía, hasta desaparecer.
Las paredes escupen su voz, las sábanas huelen a ella. Él solo intenta olvidar ese pequeño mundo que habían creado juntos. Y una voz grita: "Cuando solo quedan recuerdos, más vale no recordar".
Él se levanta. Coge sus maletas y huye de las pesadillas, del miedo, del dolor, de la pérdida, de los porqués, de los suspiros, de las noches sin luna, de las lágrimas, de los cafés amargos, de la humedad, del viento, de los gritos, de la prisión, de las llamadas, de los trenes, del invierno.
Se pierde entre el gentío y la rutina. Pero sigue avanzando. Solo espera que el tiempo le traiga a alguien mejor.

lunes, 12 de marzo de 2012

Diving in too deep.

No puedo creer que todo vaya a acabar así. Que todo lo que soy y lo que fui sea una mentira más de esta historia.
Necesito convencerme de que de verdad hay algo por lo que luchar. Alguien a quien amar más que a este respirar doloroso.
Intento no darme cuenta de que la vida se nos está yendo a cada suspiro. Que tus ojos ya no brillan como lo hacían al principio. Que perdemos fuerza, y velocidad.
No puedo confiar en mi corazón, porque ya nada hace que siga latiendo. Pero tampoco puedo correr y intentar volver a ser yo mismo, creo que ya es tarde para eso.
Ya no puedo sentir nada. Y no se por qué me asusto cuando veo el insensible en el que me he convertido.
Sé que no debería pensar que se ha apagado todo. Que la llama sigue ahí, y que hay vida detrás de ese fuego. Pero ahora mismo no puedo correr hacia ella. Ni puedo repararnos, ni seguir las luces que encendieron mis huesos.
Mi mente está encerrada. Y los límites que la separaban de los demás cada vez son más amplios.
No puedo evitar pensar que el enemigo se está haciendo más fuerte. Que se está preparando para matarme de una vez por todas.
Quiere acabar con alguien que nunca nadie debería hacer conocido.
Necesito despertar y seguir respirando bajo el agua.
Para que esto no me vuelva a quitar ni una noche más de sueño. Para seguir adelante y volver a creer, en lo que hace tiempo parecía un sueño.

Tumblr_lhxbir05kt1qc53rko1_500_large